Campaña electoral: materiales para organizarla de manera perfecta

by

Campaña electoral moderna: una mezcla entre impresión y digital

Para afrontar una campaña electoral eficaz, hay que adoptar una comunicación diversificada. La historia del candidato y de sus valores se transmite tanto a través de los canales digitales —sitios web de Internet y redes sociales— como a través de los canales tradicionales —imprenta, radio y televisión—.

Las redes sociales permiten hablar de la trayectoria electoral de los candidatos día tras día, hora tras hora, casi en tiempo real. Se pueden cargar imágenes, vídeos en directo, documentos y comentarios. Y es, sin duda, una posibilidad que aprovechar e incluir en la comunicación electoral. Pero no hay que olvidar que la velocidad de Internet lleva a la gente a absorber y olvidar rápidamente los mensajes que ven.

Además, las redes sociales están dirigidas a un público electoral joven, mientras que el peso electoral está todavía en manos de las generaciones mayores, que no hacen mucho uso de ellas. Para estas últimas, la comunicación impresa tradicional sigue siendo un método eficaz y consolidado al que ya están acostumbradas.

Ventajas del material electoral impreso y la comunicación fuera de Internet

En Internet, nuestra atención se pone a prueba frente a la enorme cantidad de información que viaja constantemente ante nuestros ojos. Esto, en cambio, no sucede cuando una persona camina por la calle y ve un cartel electoral o  recibe un folleto de un candidato y se para a leerlo y a examinarlo.

Podrá hacerlo de inmediato o cuando vuelva a casa, con calma, pero ese mensaje impreso estará siempre ahí y no acabará enterrado por miles de notificaciones en las redes sociales. Además, al tocar con las manos un volante o un folleto electoral mientras se lee, se emplea el sentido del tacto, no solo el de la vista, y precisamente por ello se activan más áreas del cerebro, aumentando las probabilidades de recordar el mensaje. Si, por un lado, se habla del candidato y su campaña en las redes sociales, por otro lado, el apoyo de la comunicación impresa se convierte en un aliado insustituible. Es por ello por lo que se realizan ambas estrategias, pues se apoyan mutuamente y fortalecen la imagen del candidato entre los posibles votantes.

Campaña electoral eficaz: materiales impresos imprescindibles

Para obtener una campaña electoral eficaz, hay que transmitir mensajes claros y captar la atención de los votantes. Los materiales impresos para conseguirlo son muchos y todos igualmente útiles. Veamos algunos de ellos.

Folletos y tarjetas electorales

Los folletos y las tarjetas electorales hablan más del candidato y de lo que pretende hacer. Si las carpas, los carteles y los volantes se centran en el rostro, el partido y el nombre del candidato, los folletos profundizan sobre su mensaje y sus promesas electorales. Un folleto tiene un formato reducido y es fácil de distribuir, pero, a su vez, permite compartir información valiosa con los votantes que  no se podría transmitir mediante otros materiales impresos. Una tarjeta electoral, de la misma forma, se concentra en algunos mensajes o en información importante relacionada con el candidato.

Los folletos y las tarjetas son «persistentes» gracias a su tamaño reducido. Aparecen en las casas de los votantes, recuerdan un nombre y un mensaje, y lo hacen incluso cuando… ¡los pisan accidentalmente los transeúntes! En definitiva, han demostrado ser herramientas perennes.

Tarjeta de propaganda electoral

Las tarjeta de propaganda electoral son otro elemento evergreen que no desaparece. Son fáciles de distribuir a los transeúntes y, si están diseñados de manera atractiva, ayudan a difundir los mensajes electorales y recuerdan de manera inmediata el compromiso político del candidato. La gente los leerá, los guardará en el bolsillo, aparecerán en la cómoda de casa o en el salpicadero del coche, encendiendo una bombilla en la mente de los votantes. También puedes distinguirte del resto creando unas tarjetas con acabados exclusivos, que los harán más agradables a la vista y al tacto.

Papel membretado, sobres y cartas electorales

Hablar directamente a los votantes puede marcar la diferencia. Una carta abierta entregada en el buzón de las casas puede suponer ese toque de atención que los votantes no olvidarán. Presentar una carta electoral, compuesta por papel membretado y sobre personalizado, es una excelente forma de dirigirse a la ciudadanía de una manera directa y más íntima. Es una de esas ocasiones en las que una carta de papel tiene mucho más valor que un correo digital.

Carteles electorales

Cualquiera podría pensar que están pasados de moda, pero los  carteles y las vallas electorales siguen vivos y coleando. Ver el rostro del candidato mientras se va al trabajo, se hace la compra o se va a recoger a los niños al colegio, e incluso más veces al día, durante semanas, puede dejar huella. Se aprende a imaginar la presencia del candidato, su mensaje, se memoriza su pertenencia política y su mensaje. Un mensaje que se propaga en el tiempo y que acompaña al candidato hasta la fecha de las elecciones, sin necesidad de estar activo. Basta con identificar los mejores sitios en los que fijarlos.

Pegatinas, chapas y artículos promocionales electorales

¿Por qué no hacer que participen activamente quienes apoyan la campaña electoral? Gracias a bolígrafos personalizados, chapas y pegatinas, podemos hacer que incluso los futuros votantes sean parte integrante de la campaña. Los artículos promocionales electorales siempre se agradecen y se difunden rápidamente, pasando de mano en mano. Una chapa bien puesta a la vista de todos, un bolígrafo usado en casa o en el trabajo y una pegatina pegada en el lugar adecuado se convierten en un recordatorio pequeño pero eficaz de cara a las próximas elecciones.

Carpas y mostradores electorales

La carpa electoral es el punto de encuentro entre el candidato y los votantes. Es el lugar donde hablar con los votantes, escuchar sus preguntas o entregarles folletos y otros materiales electorales. Una carpa electoral, con el símbolo del partido (o de la coalición) o el nombre del candidato, capta inevitablemente la atención de la gente, que no puede evitar notar una presencia física importante cerca. En la carpa puede haber mostradores y mesas electorales personalizadas con el letrero del candidato donde colocar material informativo para repartir.

Banderas y expositores enrollables electorales

El nombre y el símbolo del partido, ondeando al sol movidos por el viento, no pasarán inadvertidos. Las banderas electorales se convierten en una herramienta valiosa para recordar al votante la presencia del candidato y su compromiso político. Pueden flanquear la carpa o estar en puntos estratégicos durante la gira electoral del candidato. Además de las banderas, también son muy útiles los expositores enrollables roll-up, que destacan fácilmente la presencia del candidato con motivo de una manifestación o una convención.

Estos son solo algunos de los materiales impresos electorales más usados para organizar una campaña electoral eficaz. Hay muchos otros materiales que se pueden utilizar según las necesidades del candidato y su deseo de darse a conocer a sus futuros votantes. ¡Buena campaña electoral!

You may also like