Search

Cómo montar el escaparate de una tienda: ideas y materiales útiles

Cómo montar el escaparate de una tienda: ideas y materiales útiles

Candido Romano Publicado el 2/21/2022

Cómo montar el escaparate de una tienda: ideas y materiales útiles

El escaparate de una tienda es el elemento más poderoso para atraer a los transeúntes y potenciales clientes. Una tarjeta de visita del punto de venta que sirve para mostrar nuevos productos, destacar promociones y mejorar la imagen de la marca.

Montar un escaparate no puede ser una actividad improvisada, porque los clientes se detienen de media tan solo 5 segundos para mirarlo y decidir si entrar. Por tanto, en este artículo veremos las mejores ideas para montar los escaparates de tiendas, con consejos útiles y una guía a los materiales que podemos escoger  para crear un escaparate de éxito.

El escaparate de una tienda: por qué sigue siendo útil montarlo

La función del escaparate de una tienda no es mostrar la mayor cantidad de productos posible. Es más, es justo al contrario. El escaparate debe despertar la curiosidad del transeúnte y resultarle lo más convincente posible para que entre a conocer mejor los productos.

Este concepto se puede aplicar a cualquier categoría de productos: desde una zapatería hasta una tienda de ropa infantil, desde una tienda de juguetes hasta una tienda que venda prácticamente cualquier producto o servicio. Obviamente, no se trata de una regla escrita en la piedra: también se pueden colocar distintos objetos en el escaparate, pero el éxito depende de la estrategia de marketing que haya detrás.

El escaparate diseñado por Elemental para la Colección Couture de Stefano Pilati para Ermenegildo Zegna, que emplea ilusiones ópticas, sonidos y efectos de luces animados. Fuente

El escaparate corresponde a la primera fase del conocido como retail funnel: se trata de un esquema en forma de embudo que se usa para representar dónde se encuentra un usuario específico desde su primer contacto con nuestra empresa hasta que se convierte en cliente. Lógicamente, la parte alta del embudo es más amplia y contiene muchos más clientes, mientras que conforme se va bajando el embudo se estrecha, tal como sucede con el número de usuarios, es decir, aquellos que están más cerca de realizar la compra. Aquí tenemos un esquema simplificado del retail funnel:

  • Atrae: es la primera fase en la que el escaparate juega un papel realmente crucial. Por tanto, sirve para «enganchar» la mirada y el interés del
  • Compra: un correcto montaje del escaparate lleva, por tanto, al cliente potencial a entrar y, gracias a una buena estrategia de Visual Merchandising, a hacer la primera compra.
  • Fideliza: llegados a este punto, hay que satisfacer todo lo posible al cliente, para conseguir que vuelva a la tienda.

¿Por qué sigue siendo útil contar con montajes óptimos en los escaparates? Porque permite captar la atención e intrigar a las personas hasta el punto de que, para ellas, entrar en la tienda llegue a convertirse en una acción irresistible.

Montaje de escaparates de tiendas: mejores prácticas y materiales útiles

Entonces, ¿cómo podemos montar un escaparate que atraiga y sorprenda a los transeúntes? Para tener éxito, no basta con agrupar los productos disponibles y exhibirlos. Se necesita una planificación adecuada, que se puede basar en estas 7 sencillas reglas.

1.Empezar siempre por el público objetivo

Antes de pensar en cómo disponer los objetos en el escaparate, es necesario pensar en nuestro público objetivo. ¿A quién queremos atraer? ¿Qué tipos de personas se verían más beneficiadas por nuestros productos y servicios? No debemos tomar decisiones hasta que no tengamos la respuesta a estas preguntas. El escaparate debe tener un objetivo específico para atraer a los clientes adecuados, pero no debe ser tan específico que disuada a potenciales compradores. Una vez escogidos los distintos tipos de consumidor a los que queremos dirigirnos (por edad, sexo, costumbres y estilo de vida), podremos pensar en dar a nuestro escaparate un aire más clásico, contemporáneo o vintage.

LaGalleria es una boutique de Ereván, Armenia. Para publicitar su colección Primavera-Verano 2017, el especialista en marketing Davit Muradyan creó una serie de espléndidos escaparates en torno a la temática de la selva. Fuente

2.Disponer de manera inteligente los productos

Es la regla fundamental para conseguir un montaje eficaz del escaparate. No hay más que pensar en los montajes de las boutiques de moda y compararlos con los de las de una tienda de barrio cualquiera. Las primeras tienden a exponer menos productos, pero resaltando su valor al máximo. Esta regla puede aplicarse a todo tipo de establecimientos, aunque no vendan productos o servicios caros. Es necesario realizar una selección concreta de los productos, para evitar el «efecto bazar», es decir, un escaparate demasiado abarrotado de cosas. Para lograrlo, basta escoger un producto o grupo de productos en los que centrar el escaparate y, después, quizás cambiarlo una vez al mes, en función de la temporada o de las fiestas (Navidad, San Valentín, Día del Padre, periodos de rebajas y muchas otras ocasiones).

3.Contar una historia y seguir un tema

Una vez decidido qué productos mostrar, se puede pasar a la exposición propiamente dicha. El secreto está en crear una escenografía mediante la narración de una historia, una herramienta muy poderosa para llamar la atención de la gente. Independientemente de si se trata de un escaparate dedicado a la Navidad o a una fiesta en particular, contar una historia significa escoger un tema y profundizar en él seleccionando una particularidad de esa determinada temporada. Para la Navidad, por ejemplo, podrían ser los elfos, los renos o el pueblo de Papá Noel. Hay muchos elementos físicos que pueden usarse para contar una historia dentro del escaparate. Uno de los materiales que se pueden usar son los fondos de decorado para crear escenarios irresistibles, utilísimos porque pueden mostrar imágenes muy grandes. Pero también están los adhesivos para escaparates, para personalizar los mensajes que se deseen comunicar en función de la temporada, o los montajes para las rebajas o para eventos especiales. Para esta finalidad, también se pueden introducir pósteres de diversos formatos, que también pueden ir enmarcados.

Los fantásticos escaparates de Bergdorf Goodman. Fuente

4.No olvidar el Punto Focal

Una vez escogido el tema, habrá que colocar físicamente los productos en el escaparate. Llegados a este punto, es bueno crear lo que se conoce como un punto focal, es decir, una zona que atraiga la mirada del cliente, y colocar en ese punto el producto más importante del escaparate. Habitualmente, el punto focal corresponde a un círculo de 0,80-1m de diámetro, posicionado en el centro a una altura de unos 1,5m.

5.Escoger los colores correctos

Una vez escogido el tema, habrá que introducir los colores, que evidentemente deberán estar bien combinados entre sí. Es bueno escoger un color principal y, como máximo, dos secundarios, dependiendo de la temporada. Para el periodo de Navidad son perfectos los colores rojo, blanco, oro, azul y plata. Para la primavera, los colores pastel; mientras que, para un escaparate de verano, van bien todos los colores fuertes como el amarillo, arena, naranja o azul claro. Por último, en otoño son perfectos los colores tostados como el ciruela, el beige y el burdeos.

6.Iniciativas y descuentos

Los descuentos y las iniciativas particulares comunicados a través del escaparate siempre salen ganando. Por ejemplo, se pueden organizar eventos dentro de la tienda, juegos, sorteos o rebajas en periodos particulares del año. Es posible comunicar estas iniciativas en el escaparate usando vinilos para cristales, que evitan tener que crear carteles a mano (seguramente, menos profesionales).

Fuente

7.Escoger la iluminación correcta

La iluminación tanto interna como externa es otro aspecto fundamental del montaje de un escaparate. Si se escoge una escenografía en colores claros, se deberá tener cuidado de no pasarse con la iluminación, para evitar molestos reflejos. Y, viceversa: si se usan productos o decoraciones en tonalidades oscuras o hechos de un material opaco que tiendan a absorber los rayos luminosos, habrá que regular las luces en consecuencia. Se pueden usar focos LED para iluminar directamente los productos, o aplicar siempre luces LED pero en forma de tira, que también pueden cambiar de color en función del montaje. Una correcta iluminación permite al escaparate destacar sobre los demás y, sobre todo, gracias a las luces LED de bajo consumo, puede permanecer activo incluso por la noche, mientras los demás están «durmiendo».

Ideas para escaparates de tiendas capaces de inspirar y atraer a los clientes

De las marcas más consolidadas a pequeñas tiendas, existen muchísimos ejemplos creativos que pueden inspirar nuevas ideas para el montaje de escaparates de tiendas: he aquí 3 muy particulares.

1.Barneys, Nueva York

Un escaparate que fue creado junto con una exhibición en directo. Para destacar sobre los demás escaparates de temática navideña, Barneys contrató a los talladores del Okamato Studio, que esculpieron bloques de hielo con el tema de la Navidad llevando puestos monos, guantes y bufandas de marca. Una demostración en directo que puso de relieve los productos (por tanto, lucidos por seres humanos y no por maniquíes), pero que también atrajo la atención de muchísimos curiosos durante decenas de minutos. Además, este escaparate-exhibición también permitió que la gente crease contenidos para compartir en las redes sociales. Por tanto, se trata de una iniciativa que, ciertamente, también puede llevarse a cabo «a pequeña escala» con auténticas exhibiciones dentro de nuestro escaparate. Permite hacer algo totalmente distinto respecto a la competencia que atraiga la curiosidad de los transeúntes y, al mismo tiempo, ampliar la difusión online de nuestros productos, gracias a los contenidos generados espontáneamente por los usuarios.

Fuente

2.Type, librería

Otro ejemplo de idea creativa está en la librería independiente Type, que se ha hecho famosa en Toronto por sus escaparates fascinantes y muy animados. Todo ello mérito de Kalpna Patel, que crea gran parte de su trabajo usando tan solo papel y cola. Patel ha creó un escaparate perfecto para el invierno, en el que introdujo cada libro en una pequeña «casita» de estilo nórdico. No hay presentes elementos caros, pero sí un tema específico, es decir, el del hogar, la protección y la comodidad, que inspira y atrae la atención de los clientes, gracias entre otras cosas a los colores expuestos.

Fuente 

3.Harvey Nichols

Por su parte, para un escaparate navideño suyo, Harvey Nichols optó por el exceso, presentando una estética glam, prácticamente de discoteca. Lo hizo utilizando estrellas, luces de neón y muchísima purpurina. Para crear este extravagante escaparate en la tienda de Knightsbridge, en Londres, se usaron 5.370 metros de tiras de luces LED, miles de bolitas, esferas de neón y muchas, muchas cosas más. Seguramente exagerado, pero lo cierto es que el efecto fue particularmente brillante.

Fuente